Sunday, February 27, 2005

Quietud

Así distante
De todo afán ansioso,
Atento y expectante
Cual ave que, en suspenso,
Extiende sus dos alas y cesa el movimiento
Para observar ingrávida el insondable cielo
Y sentir las corrientes que sostienen su vuelo,
Sin querer entenderlas ni percatarse de ello,
Así torna mi espíritu al recóndito fuero
En que su frío es llama, resonancia, el silencio
Y gratitud ilímite el instante, el momento
En que el goce ilumina cuanto siento y observo...
Y de pronto soy danza que mueve el universo
Con su música incógnita
En un instante eterno.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home